Luis Miguel Portilla Tuesta, de 29 años, sonrió cuando se le preguntó su edad. Se refirió a una fecha de nacimiento en 1986 y dijo que era un día lluvioso.

Desde esa fecha, parece que los cielos han estado derramando diluvios de triunfo artístico: las vibrantes pinturas contemporáneas de Portilla, que evocan la historia cultural peruana, y las inolvidables canciones de su banda folclórica Illarek que conmemoran al pueblo y la tierra del Amazonas.

Artista Luis Miguel Portilla Tuesta

Portilla es descendiente de los clanes Pizarro y Tenorio, familias que han vivido en Chachapoyas desde el 1600. Su afinidad con su patria ancestral motiva todo lo que pinta y cada canción que compone.

Al crecer con cuatro hermanos, fue influenciado por su tío Marco Antonio, quien animó a los cinco chicos a aprender a tocar la guitarra o el charango, el instrumento peruano parecido a la mandolina. Tres de los hermanos se convirtieron en el núcleo de Illarek (www.facebook.com/illarek.oficial) – Julio, ingeniero de grabación y maestro del charango; y Luis y su hermano César que comparten el canto, la guitarra y la composición.

Luis cuenta la historia de su gira por Nicaragua en 2013. «Fuimos los primeros músicos peruanos invitados a actuar en el Teatro Rubén Darío de Managua, uno de los teatros más grandes de América Latina. Los mensajes de justicia social en nuestras canciones resonaron con el pueblo nicaragüense, que lleva tiempo desarrollando un país socialista. Respondieron especialmente a nuestra canción sobre el Baguazo – la manifestación de 2009 de los pueblos indígenas del Amazonas en protesta por la exploración petrolera que resultó en 34 muertes».

«Illarek no es sólo un grupo musical. Es una ideología, una ideología dedicada a humanizar el mundo, a difundir la verdad de que todos somos hermanos y hermanas.» Luis dice que Illarek pronto lanzará su quinto CD, posiblemente diseñado en Francia, donde el hermano Julio vive ahora.

Luis interrumpió sus estudios universitarios de ingeniería – le falta un año para graduarse – para inscribirse en la escuela de Bellas Artes de Chachapoyas para seguir su amor por la pintura. «Sentí la necesidad de expresar y compartir con el mundo lo que es mi origen, no mi origen colonial, sino mi origen indígena, andino.»

A menudo trabaja con pigmentos naturales – extractos de hojas, hongos, arcillas, e incluso grasas animales. Su gama de temas y estilos es realmente variada, desde retratos impresionistas hasta imágenes abstractas y oníricas que incorporan arquetipos y simbología indígenas.

Si busca diversión por la noche, o para ver deportes durante el día, o incluso el sabor de casa, visite la cadena de albergues Wild Rover para disfrutar de una gran comida, deportes y cerveza! La entrada a sus bares es gratuita incluso para los no invitados

En 2011, la oportunidad de trabajar con los reclusos de la penitenciaría estatal local resultó ser una de las experiencias más gratificantes de su vida. Aunque un salario nunca se materializó, Luis continuó durante dos años como asesor y profesor de arte. «Fue un proyecto hermoso. Al principio tenía 5 estudiantes, y pronto estaba trabajando con 40. Después de nueve meses, ochenta internos estaban aprendiendo pintura y escultura.» Se organizó una exposición en Chachapoyas, y «La libertad a través del arte» se convirtió en una sensación. «La gente pudo empezar a entender que estos artistas prisioneros también eran personas, personas que habían cometido errores como todos nosotros, y que se estaban reinventando y mejorando sus vidas. Y el arte les dio la oportunidad de encontrar una especie de libertad detrás de las rejas de la prisión.»

Obra de Luis Miguel Portilla Tuesta

Luis ha sido recientemente aclamado en una exposición en Lima en la galería del Mercado del Arte en Miraflores. Ha sido invitado a exponer su trabajo junto con cinco de los grandes maestros del arte contemporáneo peruano en México en abril del próximo año. Actualmente, está ocupado preparando una exposición en Burdeos en febrero – han pedido sesenta pinturas.

También está ocupado con su esposa, la poetisa española Lucia Zapata Cornejo, con la reciente apertura de su galería de arte y tienda de artesanías, JUKU WASI, en Chachapoyas en Jirón Triunfo 850 (www.facebook.com/JUKU-WASI-847742095307992). Están exhibiendo pinturas de Luis, trabajos fotográficos del hermano menor Mario Portilla, y artesanías seleccionadas de altísima calidad de todo el Perú. Lucía y una fotógrafa española, Sara López Juliá, han publicado recientemente Mujer Salvaje: Esencia Feminina, un impresionante ensayo fotográfico que explora los ideales feministas dentro de un fondo pictórico de motivos amazónicos e indígenas. El libro está disponible en JUKU WASI.

Juku Wasi in Chachapoyas, Peru

Aunque Luis es un artista y músico talentoso, también es un joven serio. Profundamente filosófico, tiene esto que decir sobre su vocación. «El arte no existe simplemente para decorar un hogar; la música no es sólo para bailar. Ambas son formas de educación. Las pinturas y las canciones son mensajes. El arte existe para humanizar el mundo. Es difícil de entender en esta era de la supuesta evolución de la humanidad…. cómo los humanos continúan haciendo la guerra, cometiendo terribles actos de destrucción y asesinato. Los artistas están obligados a preocuparse por este mundo, para sensibilizar a la gente y crear conciencia. Todo el mundo puede hacer pequeños cambios. Este es nuestro papel».

Si viaja hacia o desde el aeropuerto de Lima, se recomienda encarecidamente utilizar el lujoso autobús Airport Express Lima para ir o venir a su hotel. Es más seguro y barato que un taxi sin límite de equipaje, así como Wi-Fi gratuito y cargadores USB a bordo, es ideal para los viajeros.

Si esto ha despertado su interés, y tiene la intención de hacer planes para un viaje a Chachapoyas, le sugerimos que visite FindLocalTrips.com, un sitio web de comparación de tours con montones de información y todas las diferentes opciones para hacer el viaje de su vida.