Las Islas flotantes de Uros: Una visita obligada en el Lago Titicaca

Cuando llegamos a Puno, el sol brillaba. Estaba muy emocionado de explorar las islas flotantes de los Uros de las que tanto había oído hablar. Estas islas flotantes eran un misterio para mí en ese momento, pero es seguro decir que me fui con una experiencia inolvidable y tal vez una nueva visión de la vida.

Hay muchas maneras diferentes de reservar un tour a las islas flotantes de los Uros en el lago Titicaca. Veníamos de Perú, así que llegamos allí usando Peru Hop. Si vienes de Bolivia, tal vez quieras conocer sobre Bolivia Hop.

La gente de Uros

Antes de entrar en el tour en sí, déjenme darles una breve reseña de este fascinante grupo que vive en estas increíbles islas flotantes. El pueblo Uros es una antigua tribu indígena peruana que ha vivido en las islas flotantes de los Uros en el lago Titicaca durante siglos. Se vieron obligados a establecerse en el lago navegable más alto del mundo cuando los Incas se expandieron en su tierra y los expulsaron. El pueblo de los Uros tenía originalmente su propia lengua, pero la ha abandonado a favor del aymara a lo largo de los años. Así que la pregunta sigue siendo: ¿Cómo flotan estas islas y cómo vive el pueblo de Uros en ellas?

Las Islas Flotantes de Uros

Las islas flotantes de Uros y todo lo que hay en ellas está hecho de una caña llamada planta de totora. ¡Cuando digo todo, quiero decir todo! Casas, barcos, muebles, una iglesia, una escuela, todo está hecho de estos juncos. Incluso hay una torre de vigilancia hecha de la planta de totora en una de las islas. Esto se usó una vez con fines defensivos, pero ahora es sólo un monumento. ¡La planta también se usa como medicina curativa y para el té!

Esta intrigante planta se encuentra en abundancia a lo largo de las afueras del lago Titicaca. Entonces, ¿hay algún defecto en estas increíbles cañas? ¡Sí! Estos juncos eventualmente se desintegran en el fondo del lago, lo que significa que los residentes tienen que mantener constantemente la isla. La base de estas islas puede tener hasta 12 pies de espesor. La caña de totora es mucho más que una planta para el pueblo de los Uros. Toda su cultura se construye alrededor de esta planta y sin ella no podrían sobrevivir.

Aunque es un pueblo muy tradicional, los Uros no están completamente en contra de la modernización. La isla contiene un enorme panel solar dado por el gobierno peruano, suficiente para abastecer de energía eléctrica a las familias que viven a tiempo completo en las islas. El pueblo Uros quiere proteger su cultura pero no es reacio a la tecnología. Desde los años 70, el turismo ha sido una enorme fuente de ingresos para la comunidad. A pesar de que el turismo es tan alto como siempre, es difícil decir cuánto tiempo más seguirán siendo una comunidad en estas islas. Cada año más y más jóvenes se sienten atraídos por la vida universitaria en Puno y Lima, lo que significa que cada año menos personas se comprometen a vivir y mantener la isla.